POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 199

Banderas chinas para celebrar el Día Nacional (Wuhan, 27 de septiembre de 2020). ZHAO JUN/GETTY

Para (empezar a) entender a China

Occidente conoce poco el país destinado a marcar el devenir del siglo XXI. Siete libros sirven de puerta de entrada a la inabarcable realidad política, económica y social de China.
MACARENA VIDAL LIY
 | 

Los próximos años prometen ser decisivos para China. En marzo aprobará el nuevo plan quinquenal, que guiará la economía hasta 2025, y sus objetivos para los próximos 15 años, con los que quiere avanzar en su “objetivo centenario”: convertirse en una superpotencia económica, diplomática, militar y tecnológica para 2049, cuando la República Popular China cumplirá un siglo de vida. Su rivalidad estratégica con Estados Unidos ha llegado para quedarse.

Pocos países van a marcar más el devenir de las próximas décadas, y pocos generan más controversia. A medida que EEUU, durante el mandato de Donald Trump, ha perdido presencia en el terreno internacional, China ha aumentado su protagonismo. El Covid-19, que hace un año amenazaba con poner a su gobierno contra las cuerdas, ha reforzado a sus líderes, alabados internamente por su gestión. Mientras el resto de países se veían debilitados por la pandemia, la economía china ha crecido, Pekín se ha presentado como líder en la lucha contra el cambio climático y ha enviado la primera misión a la Luna en 40 años. Sus empresas tecnológicas –desde la computación cuántica al 5G– presumen, con derecho, de ser punteras en el mundo.

China también se ha mostrado más asertiva que nunca, hostigando a Taiwán, aplastando las protestas en Hong Kong y manteniendo un duro pulso fronterizo con India. Los defensores de los derechos humanos denuncian los abusos contra la minoría uigur en Xinjiang y la población autóctona en Tíbet, así como la censura contra quienes avisaron del caos de las primeras semanas de coronavirus en Wuhan. La gestión de la pandemia, alabada internamente, ha generado recelos y denuncias de opacidad en el extranjero, agravando las tensiones de Pekín con Washington e incluso con Bruselas.

Para bien o para mal, China está en boca de todos. Pero se la conoce poco,…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO