POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 160

Responsabilidad de Proteger: de Ruanda a Siria

Felipe Gómez Isa
 | 

¿Podría repetirse Ruanda? ¿Por qué se interviene en Libia y no en Siria? En medio de la confusión conceptual y la falta de consenso internacional, la doctrina de la Responsabilidad de Proteger abre una nueva perspectiva en la relación entre soberanía y derechos humanos.

La vieja doctrina de la intervención humanitaria como respuesta frente a graves violaciones de los derechos humanos continúa siendo muy polémica, tanto desde el punto de vista político como desde el terreno estrictamente jurídico. El concepto de Responsabilidad de Proteger (R2P, en inglés) es un nuevo intento de superar esas controversias y reconciliar los principios de soberanía del Estado, con su corolario de la no intervención en los asuntos internos, por un lado, con el principio de la intervención por razones humanitarias, por el otro.

Uno de los avances más significativos en este ámbito ha sido el reconocimiento por la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas de 2005 de la Responsabilidad de Proteger a las poblaciones del genocidio, los crímenes de guerra, la limpieza étnica y los crímenes contra la humanidad. Aunque desde su aparición se han producido algunos desarrollos prometedores, sin embargo debemos reconocer que la doctrina de R2P está todavía caracterizada por una gran confusión conceptual y por la ausencia de consenso internacional al respecto, como las recientes crisis de Libia o Siria se encargan desgraciadamente de demostrar. Me temo que ante un nuevo genocidio en Ruanda como el que aconteció en 1994, la R2P no abriría la puerta a una respuesta distinta a la que (no) ofreció la comunidad internacional ese año.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO