POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 188

Grúas sobre el cielo de Londres. GARETH FULLER/PA/GETTY

¿Sigue siendo útil el PIB?

Hijo del capitalismo industrial, el PIB es hoy una medida muy imperfecta del bienestar de una sociedad. Urge dar más peso político a indicadores alternativos.
LÍDIA BRUN
 | 

Cuando a los economistas nos plantean la posibilidad de sustituir el PIB por otro indicador económico que refleje mejor el bienestar o malestar social, la mayoría reaccionamos frunciendo el ceño. Sin embargo, es posible que si nos preguntaran por detalles respecto a qué mide exactamente o cómo se construye, frunciésemos el ceño un poco más. Y es que esta medida hegemónica de la actividad económica es un constructo que requiere muchas simplificaciones y extrapolaciones, cuyos detalles poca gente conoce. Pero sobre todo es fruto de una época histórica, la de la expansión del capitalismo industrial, cuya capacidad para representar el futuro parece estar perdiendo vigencia.

¿Cómo se construye el PIB? ¿Qué información nos proporciona y qué nos oculta? ¿Determina la manera en que medimos la actividad económica las decisiones políticas que tomamos? ¿A qué nos aboca esta obsesión contemporánea con maximizar una medida cuya construcción técnica es fruto de una acumulación de decisiones más o menos aleatorias? David Pilling se ha propuesto responder a estas cuestiones en El delirio del crecimiento, un libro ameno que invita a una reflexión profunda, con esa mezcla de rigor analítico y distancia sana hacia las cuestiones económicas de la que solo gozan los periodistas económicos.

 

delirio crecimiento_pilling_polext188_little

El delirio del crecimiento
David Pilling
Barcelona: Taurus
2019, 328 págs.

 

Pilling, columnista de Financial Times, hace un recorrido histórico desde los primeros intentos por medir la actividad económica hasta las prácticas más o menos estandarizadas que empleamos hoy. Como cualquier proyecto público de semejante envergadura, saber cuánto vale todo lo que se produce, gana o gasta –sí, es lo mismo– un país concreto durante el curso de un año tenía un propósito muy específico. Los primeros intentos por medir la actividad económica, realizados a petición de las monarquías de Inglaterra y Francia en los…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO