POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 188

Manifestación durante la huelga feminista del 8 de marzo de 2018 en Pamplona, España. ÁLVARO BARRIENTOS/AP/GTRES

Un feminismo para el 99%

Frente al fracaso del proyecto neoliberal y el auge de fuerzas ultrarreaccionarias, el feminismo ofrece dos antídotos: cuidado de lo común y respeto a la libertad personal.
CLARA SERRA Y ALBA PEZ
 | 

El 3 de junio de 2015, más de 300.000 personas marcharon contra la violencia machista en Argentina. La movilización, al grito de “Ni una menos”, tuvo impacto internacional e inició una movilización global contra los feminicidios. En España, el 7 de noviembre se convocó una manifestación de carácter estatal, que puso en la agenda política la violencia contra las mujeres y colocó el feminismo, en un momento de reflujo social, como el eje vertebrador de las movilizaciones ciudadanas.

Pero es a partir de 2017, tras la victoria de Donald Trump y las consecuencias simbólicas de dicha elección para los derechos de las mujeres, cuando el feminismo se empieza a articular como centro de la batalla política. El día siguiente a su investidura, una marcha multitudinaria –la Women’s March– inundó las calles de Washington y otras ciudades estadounidenses, defendiendo no solo los derechos de las mujeres, sino de colectivos LGTBI y refugiados, así como el derecho a sanidad y educación públicas de calidad. Al ponerse al frente de la mayor manifestación en la historia de Estados Unidos, las mujeres encabezaron una alternativa de futuro frente al avance de la reacción, no solo allí sino en todo el mundo.

Así surgió el manifiesto “Para un feminismo del 99%”, que firmaron referentes como Angela Davis, Nancy Fraser o Cinzia Arruzza, llamando a un paro internacional de mujeres que ya estaban organizando muchos colectivos feministas en diversos países. El manifiesto presentaba el feminismo como un movimiento amplio que permita vertebrar una agenda de defensa de derechos sociales. El paro fue secundado en más de 50 países y fue el antecedente de la huelga de mujeres del 8 de marzo de 2018. Se trataba de visibilizar a nivel mundial que si las mujeres paramos, se para el mundo. Al poner en el centro el trabajo…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO