SVEN BISCOP

Los aliados europeos deben seguir trabajando por alcanzar su autonomía estratégica, con independencia de quién ocupe la Casa Blanca.