#BásicosPolExt: de Caucus y primarias

POLÍTICA EXTERIOR
 |  1 de febrero de 2016

El 1 de febrero llega, por fin, el día D. O mejor dicho el día C, porque se celebran los caucus de Iowa. Se trata del primer paso en el camino a la nominación de los partidos republicanos y demócratas, que competirán por la presidencia de Estados Unidos en noviembre. Si usted no tiene muy claro en qué consisten los caucus, no se preocupe, porque estará en compañía de la inmensa mayoría del planeta. A continuación despejamos las principales incógnitas sobre este proceso complejo y confuso.

 

¿En qué consisten los caucus?

Los caucus son el primer evento en el que los candidatos demócratas y republicanos miden sus fuerzas respecto a sus compañeros de partido. Pero no son el pistoletazo de salida de las primarias. La mayoría de los candidatos anunciaron sus candidaturas en la primera mitad de 2015, e invirtieron la mayor parte del año pasado haciendo campaña.

Tampoco son unas elecciones convencionales. Aunque el Partido Republicano ha optado por elegir a sus candidatos de una forma más simple –mediante una votación anónima–, el Partido Demócrata se ha ceñido al formato tradicional de los caucus. Vecinos, organizadores y activistas se reúnen en espacios públicos designados (escuelas, bibliotecas, etcétera) para discutir los pros y los contras de cada candidato. A continuación, forman grupos apoyando a su candidato preferido. Los grupos que reúnen a menos del 15% de los asistentes quedan disueltos, y el voto del candidato al que apoyaban se divide entre el de los candidatos restantes. El proceso se repite hasta que un candidato obtiene una mayoría clara.

Es, efectivamente, un proceso largo y agotador. Al celebrarse un lunes –en EE UU aún no ha calado la idea de que los días festivos son más indicados para las elecciones–, a muchos militantes ni siquiera les es posible asistir. Se estima que la participación rondará en torno al 20% de los republicanos y demócratas registrados. Estos últimos ni siquiera pueden votar de forma anónima, lo cual puede suponer un motivo de presión para algunos de ellos. Aunque sean lo más parecido a un proceso deliberativo que afecte al conjunto del país, el formato de los caucus de Iowa no fomenta la participación en absoluto.

 

¿Por qué se celebran en Iowa?

La decisión es totalmente aleatoria. Iowa adelantó sus caucus en 1972, y desde entonces se ha mantenido como el estado primerizo en el proceso de primarias. Algunos estados han intentado cambiar sus fechas para adelantarse, pero los candidatos los suelen boicotear.

La designación de Iowa como avanzadilla electoral es polémica. Como indica esta gráfica de Vox, se trata de un estado poco representativo del conjunto del país, con una población más blanca y rural que la del resto de EE UU. El monocultivo de maíz por gran parte de sus agricultores se traduce en un sinfín de subvenciones insostenibles al etanol. Y la organización de los activistas evangélicos en el estado ha distorsionado las primarias republicanas, garantizando un arranque espectacular para los candidatos que apoyan a estos grupos, como Mike Huckabee en 2012.

 

vox

 

¿Cómo de importantes son los caucus?

En términos de delegados, son irrelevantes. Con una población inferior al 1% del total del país, Iowa representa a 52 de los 4.700 delegados demócratas de cara a la convención en la que se nominará al candidato a la presidencia. Pero el resultado importa de cara a los medios de comunicación, porque afecta a la narrativa que trazan los periodistas sobre cada candidato. Así, la victoria de Barack Obama, en 2008, rompió el estatus de Hillary Clinton como la candidata con más posibilidades. En casos como el de Obama –o Jimmy Carter, en 1976–, la victoria en Iowa fue esencial, dando fama al candidato y catapultándolo para ganar en los siguientes estados. Pero no siempre es así. Bill Clinton, sin ir más lejos, perdió en Iowa y New Hampshire, pero terminó haciéndose con la nominación demócrata.

 

¿Qué ocurre después?

Tras los caucus de Iowa llegan las primeras primarias, que tendrán lugar el 9 de febrero en New Hampshire –otro estado pequeño, predominantemente blanco, y rural–. Le siguen Nevada y Carolina del Sur a finales de este mes (en estos casos, las fechas de las elecciones varían según el partido). Después llega el “súper martes” (1 de marzo), con primarias simultáneas en más de diez estados. Pasada esa fecha, la tendencia en ambos partidos debería estar relativamente consolidada. Aquí puede consultar un calendario completo del proceso de primarias.

 

¿Quiénes son los favoritos?

Las primarias de 2016, que se anticipaban aburridas por predecibles, están resultando excepcionalmente dinámicas. Hillary Clinton se anunciaba con un aura de inevitabilidad hace tan solo diez meses, pero hoy pierde terreno a la izquierda ante Bernie Sanders, el senador socialista por Vermont. El Iowa y New Hampshire, algunas encuestas pronostican un sorpasso de Sanders. De cara a los caucus, como muestra esta gráfica del Huffington Post, Sanders mantiene la inercia ante el desgaste de su rival. Dos derrotas pondrían a Clinton contra las cuerdas, aunque la ex secretaria de Estado aún aventaja a Sanders en el voto negro y latino, crítico de cara al súper martes.

 

remontad

 

En el bando republicano, el favorito también era un candidato dinástico: Jeb Bush, hijo y hermano de presidentes. Igual que Clinton, Bush contaba con el apoyo de los pesos pesado de su partido y de sus donantes más potentes. Pero su falta de carisma y sus intervenciones mediocres en los debates televisados le han hecho caer ante candidatos populistas y xenófobos, como Donald Trump y Ted Cruz. Incluso el voto del establishment republicano parece decantarse por Marco Rubio, en detrimento de Bush, que fue su mentor político en Florida. Trump domina el conjunto de las primarias republicanas, con un 30% de intención de voto. Pero Cruz, que acumula meses cultivando el voto evangelista, está en condiciones de disputarle Iowa. Con ocho candidatos y tanto el voto populista como el más centrado divididos, las primarias republicanas se anuncian especialmente volátiles.

 

reps

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *