POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 84

Civilizaciones y barbarie

EDITORIAL
 | 

Las civilizaciones son sistemas de organizar la vida, sobre todo, la vida en libertad. Barbarie: modos de articular la esclavitud, la muerte y la coacción. Sin recobrar el aliento, tras la voladura de las Torres Gemelas, hemos tratado de reflexionar. Hemos llegado a algunas conclusiones, desde luego provisionales, que resumimos aquí. Antes queremos rendir homenaje a las víctimas de setenta diferentes países, caídas el 11 de septiembre. El diseño de POLÍTICA EXTERIOR cambia para expresar gráficamente, como puede, sus sentimientos: horror compartido por gentes del este y del oeste, por musulmanes y agnósticos, por judíos y cristianos, por hindúes y budistas, por la especie humana.

Creemos que ha habido muchas muertes injustas en los últimos años del siglo XX: en Ruanda y Burundi, en Irán e Irak, en Palestina, en Camboya, en Colombia, en Chile y Argentina, en los Balcanes. Millones de muertos. Pero el doble impacto en las Torres, seguido del Pentágono, cambia la historia al poner en marcha elementos nuevos: suicidio, ejecución aterradoramente precisa, armas ajenas, crueldad, simbolismo… No pensamos que el mundo se enfrente a un choque de civilizaciones. Hay en el islam una corriente renovadora que quiere restaurar en 1.200 millones de musulmanes el espíritu que el Profeta predicó tras de su revelación. Creemos, pero no lo podemos demostrar, que ésa es la corriente dominante, por encima de los extremismos.

Apenas sabemos nada. Siempre que se abre una gran crisis mundial, la reacción de los servicios de inteligencia tiende al cierre absoluto. La verdadera información desaparece, el mutismo es total. Pero así y todo algunas verdades se abren camino.

Bin Laden podría no ser la única, ni siquiera la primera cabeza de esta red, Al Qaeda, cuyos responsables pudieran distribuirse en veinte o más países, algunos de ellos occidentales. La inaprensibilidad de la red, su movilidad…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO