POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 124

¿Es China responsable?

XULIO RÍOS
 | 

Birmania, Tíbet, Darfur… Pekín tiene su propio método en las relaciones internacionales. La integridad territorial y la soberanía dan forma a la política exterior china. Pese a no existir un lenguaje común con Occidente, la República Popular no desea el rechazo internacional.

A medida que el peso económico y la influencia mundial de China se afianzan, proliferan las exigencias de una mayor responsabilidad internacional del viejo Imperio del Centro. Su creciente desarrollo, la condición de miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre otros, imponen a China una asunción cada vez mayor de responsabilidades internacionales. En lo teórico-formal, nada parece objetar dicho reclamo. Pero las interpretaciones del concepto “responsabilidad” no son unívocas en Oriente y Occidente, y China insiste en moderar esta demanda, mientras intenta ganar tiempo para reformular y acomodar su teoría y práctica internacional.

A pesar de los números absolutos que indican la inmensa transformación que ha experimentado este país en las tres últimas décadas, China recuerda que aún es una nación en vías de desarrollo y que el logro de una sociedad de mínimo bienestar es un objetivo fuera del alcance para buena parte de su inmensa población. Ello sugiere, como señaló el ministro chino de asuntos exteriores, Yang Jiechi, en una conferencia de prensa celebrada en el marco de la reunión anual del Parlamento chino, en marzo pasado, que la primera prioridad del gobierno seguirá centrada en la búsqueda de soluciones a los problemas internos, que no son pocos ni leves.

¿Sobreestimamos las capacidades de China para asumir un mayor compromiso en la gestión de la agenda mundial? Con relativa frecuencia circulan en nuestros medios de comunicación informaciones de prestigiosas consultoras que literalmente nos apabullan con cifras absolutas, y no por ello menos ciertas, que evidencian…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO