>   NÚMERO 57

Las relaciones euromediterráneas y su coherencia

HAIZAM AMIRAH FERNÁNDEZ
 | 

Las relaciones entre la UE y el sur del Mediterráneo han sido casi siempre incoherentes y contradictorias. Diversas iniciativas regionales han quedado en evidencia tras las revueltas populares contra unos regímenes árabes que fueron aliados de los gobiernos europeos.

 

Europa tiene un problema de coherencia entre sus dichos y hechos en el sur del Mediterráneo, pero ahora se le presenta una oportunidad de reducir ese trecho. Las discordancias entre los valores que la Unión Europea encarna y los resultados de sus políticas hacia el norte de África y Oriente Próximo no son nada nuevo. Las contradicciones entre los cálculos políticos a corto plazo y los objetivos declarados de las grandes iniciativas regionales han sido una constante en las relaciones euromediterráneas. Asimismo, la acción exterior de algunos países europeos influyentes en la región no siempre ha estado en sintonía con las líneas marcadas por las políticas comunitarias. Sin embargo, esas incoherencias y contradicciones han quedado en evidencia desde principios de 2011 como resultado de la ola de revueltas sociales en los países árabes contra unos regímenes autoritarios y corruptos que eran –y otros aún siguen siendo– aliados de los gobiernos europeos…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO