POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 191

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). Chip Somodevilla/Getty

El mayor gato por liebre de la historia

La Gran Recesión generó una enorme presión entre la política democrática y las exigencias de la gobernanza económica. Ahora padecemos sus contradicciones.
JOAQUÍN ESTEFANÍA
 | 

En 2014, durante el periodo más duro de la Gran Recesión, se conmemoró el centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial. Se repitieron algunas de las preguntas planteadas un siglo atrás y que seguían siendo pertinentes: cómo termina un periodo de gran moderación económica; cómo crecen riesgos colosales que se comprenden poco y apenas resultan controlables; cómo se desarrollan los grandes movimientos tectónicos del orden global y se transmutan en terremotos repentinos; cómo ocurre que marcos de referencia anacrónicos imposibiliten entender qué está pasando a nuestro alrededor. ¿Entramos en una crisis sin darnos cuenta, o había fuerzas que empujaron hacia ella? ¿Cómo afectan las pasiones de la política popular –los animal spirits de John Maynard Keynes– a las decisiones que adoptan las élites? En definitiva, ¿se puede alcanzar una paz y estabilidad perpetuas?

El historiador británico Adam Tooze ha dedicado un enorme esfuerzo a tratar de responder estas y otras cuestiones en su libro Crash. Abundando en páginas cuyo contenido solo podrá ser entendido por especialistas en economía es, paradójicamente, un texto que va más allá de la economía: plasma la Gran Recesión de principios del siglo XXI, así como el comienzo de un cambio global. En 2009, el presidente de Toyota reconocía: “El cambio que ha afectado a la economía global es de tal magnitud que solo sucede una vez cada 100 años (…) Nos enfrentamos a una emergencia sin precedentes”.

 

portada crash tooze

Crash. Cómo una década de crisis financieras ha cambiado el mundo
Adam Tooze
Barcelona: Crítica
2018, 782 págs

 

Tooze, profesor en las universidades de Yale y Columbia que se autodenomina “historiador de izquierdas”, ha escrito un libro que merece figurar entre los textos de referencia para explicar lo sucedido a partir del verano de 2007. En ese frontispicio también deberían estar, entre otros, Esta

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO