POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 149

Militares y ayuda humanitaria: rumbo de colisión

AITOR ZABALGOGEAZKOA
 | 

La retórica militar-humanitaria pretende la unión contra natura de objetivos diferentes. Aunque la estrategia militar para ganar ‘corazones y mentes’ con acciones de apoyo a la población civil no es nueva, nunca antes la ayuda había sido tan utilizada con fines políticos.

En julio de 2011, la prensa informó de una presunta operación encubierta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para confirmar la presencia de Osama bin Laden en Abbottabad, ciudad del noroeste de Pakistán. Esta consistió en una falsa campaña de vacunación infantil contra el sarampión, con el fin de conseguir muestras de sangre de posibles miembros de la familia del líder de Al Qaeda. El personal médico fue utilizado como fuente de inteligencia militar, tal como reconoció el secretario norteamericano de Defensa, Leon Panetta, en una entrevista en la CBS el pasado 29 de enero. En España, las crónicas periodísticas abordaron esta operación con enorme ligereza, reflejándola como una anécdota curiosa propia de una mala película de espías. Pocos analistas indagaron sobre las consecuencias de este peligroso abuso de la misión médica, que erosiona la confianza en las agencias de salud y los trabajadores humanitarios que sí proporcionan legítimamente servicios básicos para la población. Las consecuencias no se hicieron esperar y varias organizaciones con presencia en la zona han experimen­tado dificultades de todo tipo, sobre todo burocráticas (mayores de las habituales) y también amenazas a su seguridad que las han obligado a evacuar a parte del personal y reducir sus actividades.1 Es uno de los daños colaterales de la operación contra Bin Laden.

Pakistán es solo uno de los escenarios altamente politizados donde la ayuda humanitaria independiente intenta demostrar que lo es. Hace años que el conflicto obstaculiza el acceso a la población en el norte del país. Las organizaciones de origen occidental levantan suspicacias, y con…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO