POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 122

Pakistán, armas nucleares y seguridad

VICENTE GARRIDO REBOLLEDO
 | 

¿Cuál es el arsenal nuclear de Pakistán? ¿Están garantizados el control y la seguridad de sus instalaciones? Pese a su alianza con EE UU, muchos temen que Islamabad oculte información sobre un programa nuclear bajo exclusivo mando militar y objetivo de grupos radicales.

El anuncio de Estado de excepción por “injerencias judiciales” declarado por el general Pervez Musharraf el 3 de noviembre de 2007 y mantenido durante 42 días, unido a la situación de inestabilidad interna surgida tras el asesinato de Benazir Bhutto, el 27 de diciembre, han despertado una gran preocupación internacional en torno a la seguridad del arsenal nuclear pakistaní. En noviembre Musharraf señaló que el sistema de protección de las instalaciones y el arsenal nuclear de Pakistán estaba entre “los mejores del mundo”, pero justificó la imposición del Estado de excepción porque “podía haber caos, y el caos podía hacer que el arsenal nuclear pakistaní cayese en manos erróneas”; “las armas nucleares estarán seguras mientras estén bajo el control de los militares”, manifestó el presidente pakistaní.

De ese modo, la necesidad de controlar el arsenal nuclear se ha convertido en un argumento recurrente para justificar la perpetuidad, contra todo pronóstico, del régimen militar, especialmente de cara a las críticas de Estados Unidos contra Musharraf, por no implicarse lo suficiente en la guerra contra el terrorismo. En palabras de John Bolton, antiguo subsecretario de Estado para Asuntos de Desarme (2001-05) y embajador de EE UU ante las Naciones Unidas hasta diciembre de 2006, ése es el motivo fundamental por el que Washington ha apoyado a Musharraf, al considerar que “él es la apuesta más segura para garantizar la seguridad del arsenal nuclear pakistaní, aunque no sea un demócrata”.

Por su parte, el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Mohamed el Baradei, manifestó a comienzos de…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO