POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 4

Para salvar la Alianza

HENRY A. KISSINGER
 | 

Con el paso del tiempo, se ha hecho evidente que la OTAN no puede depender del capital acumulado en la gran década de creatividad que dio paso al programa de ayuda greco-turco, al Plan Marshall y a la propia Alianza Atlántca. El acuerdo de EE UU y la URSS para eliminar los misiles nucleares de corto y medio alcance ha abierto una crisis de confianza en la OTAN. Es hora de que Europa asuma mayor responsabilidad en su propia defensa.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO