POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 118

Renovar el liderazgo

BARACK OBAMA
 | 

El mundo ha perdido la confianza en EE UU. Recuperarla exigirá un liderazgo que parta de la reconstrucción del multilateralismo y la diplomacia en problemas de seguridad global como Oriente Próximo, la proliferación nuclear, el cambio climático, la pobreza y el terrorismo.

Después de Irak, puede que nos tiente la introspección. Sería un error. El momento de Estados Unidos no ha pasado, pero debemos capitalizarlo de nuevo. Tenemos que llevar la guerra a un desenlace responsable y renovar nuestro liderazgo –militar, diplomático y moral– para hacer frente a las nuevas amenazas y sacar partido de las nuevas oportunidades. EE UU no puede hacer frente a los desafíos de este siglo por sí solo; el mundo no puede afrontarlos sin EE UU.

En momentos de gran peligro en el último siglo, líderes estadounidenses como Franklin Roosevelt, Harry Truman y John F. Kennedy lograron proteger al pueblo estadounidense y, a la vez, desarrollar oportunidades para la siguiente generación. Es más, garantizaron que EE UU, mediante sus actos y ejemplo, encabezaba e impulsaba el mundo, defendía y luchaba por la libertad buscada por miles de millones de personas fuera de nuestras fronteras.

Mientras Roosevelt creaba el ejército más formidable del mundo, sus cuatro libertades dieron sentido a nuestra batalla contra el fascismo. Tr uman defendió una nueva y audaz arquitectura para responder a la amenaza soviética, una arquitectura que aunaba el poderío militar con el Plan Marshall y que contribuyó a garantizar la paz y el bienestar de naciones de todo el planeta. Cuando se desmoronó el colonialismo y la Unión Soviética alcanzó una paridad nuclear real, Kennedy modernizó nuestra doctrina militar, consolidó las fuerzas convencionales y creó el Cuerpo de Paz y la Alianza  para el Progreso. Ellos emplearon nuestros valores para mostrar a gentes de todo el mundo lo mejor de…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO