Alfombra roja: Jessica Tuchman Mathews

AUREA MOLTÓ
 |  30 de enero de 2015

APODO: Nacida el 4 de julio.

FRASE: «¿Es nuestro propósito maximizar el poder de Estados Unidos o difundir nuestra cultura democrática?».

CURRÍCULO: Empezando por lo más sencillo, Jessica Tuchman Mathews (sí, nacida el 4 de julio de 1946) es doctora en Biología Molecular. Su titulación es fundamental para entender las áreas en las que ha desarrollado su carrera dentro de la política internacional: proliferación nuclear y gestión de los recursos naturales. A partir de ahí, Mathews lo ha sido todo. Desde 1997 y hasta hoy mismo, ha ocupado la presidencia del Carnegie Endowment for International Peace, puesto que cederá el próximo 4 de febrero a William J. Burns. Entre 1982 y 1993 fue vicepresidenta y directora de investigación del World Resources Institute. En el campo de los think tanks, Mathews ha pasado, entre otros, por el Council on Foreign Relations, Brookings Institution y The Inter-American Dialogue. Es consejera de las fundaciones estadounidenses con más recursos, entre ellas la Rockefeller, y es también miembro del consejo de gobierno de la Universidad de Harvard. En la actualidad es consejera de la Comisión Trilateral y de la Nuclear Threat Initiative.

Este impresionante recorrido por las instituciones de análisis global más influyentes comenzó con una corta pero intensa carrera política, tanto en el ejecutivo como en el legislativo. En el gobierno demócrata de Jimmy Carter, Mathews fue entre 1977 y 1979 directora de la oficina de Asuntos Globales del Consejo de Seguridad Nacional. En 1993, con Bill Clinton, fue subsecretaria de Estados para Asuntos Globales. Previamente había trabajado en varios comités legislativos de la Cámara de Representantes.

MÉRITOS: Las biografías de las personas al frente de los grandes think tanks de EE UU tienen la envergadura de esas instituciones, con largas trayectorias vitales y profesionales, en las que se conjuga una altísima preparación académica con una comprensión transversal del mundo. También son “biografías-radiografías” del establishment estadounidense, donde aparecen conectados apellidos, empresas, medios de comunicación y universidades. Mathews lo tiene todo. Es hija de la historiadora y ganadora del Premio Pulitzer Barbara Tuchman, quien era nieta de Henry Morgenthau, embajador ante el Imperio Otomano durante el gobierno de Woodrow Wilson. Pero nadie le discute a Jessica Tuchman Mathews méritos propios. Como analista de política internacional, ha sido miembro del consejo editorial y columnista del Washington Post y el International Herald Tribune. En 1997 escribió en Foreign Affairs, “Power Shift”, elegido uno de los artículos más influyentes publicados por la revista de referencia para las élites internacionales. Resulta altamente recomendable leer un texto de hace 18 años en el que ya se adelanta la pérdida de poder de los Estados y el auge de la sociedad civil producido, sobre todo, por las tecnologías de la información y la comunicación.

La doctora Mathews tiene visión de futuro. Deja Carnegie convertido como el verdadero –si no el único– think tank global, con oficinas en Washington DC, Moscú, Pekín, Bruselas y Beirut y con investigadores de los cinco continentes. #AlfombraRoja para una señora made in USA.

 

Datos de contacto

No es fácil contactar con los miembros del comité de dirección del Grupo Bilderberg, pero su mail está disponible en carnegieendowment.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *