Alfombra roja: Pedro Pablo Kuczynski

POLÍTICA EXTERIOR
 |  3 de junio de 2016

APODO: PPK.

FRASE: “Tenemos que pensar de manera clara y fría, sin populismo y demagogia para retomar el rumbo”.

CURRÍCULO: Este hijo de inmigrantes europeos nació hace 77 años en Miraflores, en el centro de Lima (Perú). Su formación académica es tan extensa como admirable. Pedro Pablo Kuczynski se interesó en su adolescencia por la música y estudió composición, piano y flauta en Inglaterra. La economía familiar le obligó a estudiar a base de becas, que le abrieron la puerta a universidades como Oxford y Princeton. Con 22 de años terminó la maestría en Economía en la Escuela Woodrow Wilson, después de haberse licenciado en Política, Filosofía y Economía, aunque comenzó estudiando Literatura española. Años después estudió Administración Pública en Princeton.

Kuczynski regresó a Perú para convertirse en asesor económico y gerente en el Banco Central de Reserva durante el gobierno de Fernando Belaúnde Terry, en medio de la crisis financiera de 1967. Tras el golpe de Estado de 1968 tuvo que refugiarse en Estados Unidos, acusado de favorecer que la International Petroleum Company malversara 17 millones de dólares de entonces. En 1980, Belaúnde recuperó el poder y Kuczynski regresó a Perú como ministro de Energía y Minas. Encabezó el ministerio de Economía durante el gobierno de Alejandro Toledo y renunció presionado por la oposición, pero dos años después regresó y en 2005 fue nombrado presidente del Consejo de Ministros, cargo equiparable a un primer ministro. Desde 2011 Kuczynski concentra sus esfuerzos en llegar a la presidencia. No lo consiguió entonces y ahora tiene una nueva oportunidad. De nuevo, Keiko Fuijimori se ha cruzado en su camino.

MÉRITOS: En un país donde los partidos políticos carecen de utilidad y donde la mayoría de ciudadanos miran con recelo a sus dirigentes, llegar hasta la segunda vuelta de las elecciones presidenciales es ya un éxito. Ni Fujimori ni Kuczynski están exentos de polémica. La hija de quien fuera el salvador del colapso económico de Perú –ahora en la cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad– ha sido tachada de demasiado conservadora y sus últimos fichajes en la campaña parecen avalarlo. Kuczynski lleva sobre sus hombros la polémica del IPC y la Ley 23231, aprobada en su época de ministro, que fomentó la explotación energética y petrolera. El candidato apoyó hace años el fujimorismo pero ahora declara sobre Keiko que “hijo de ratero es ratero también”.

Durante las últimas semanas, las encuestas han ido variando. La mayoría de ellas dan como vencedora a Fujimori con un margen relativo. Sin embargo, Peruanos Por el Kambio (no es coincidencia que el partido y el candidato compartan siglas) tiene la oportunidad de agrupar el voto antifujimorista. Kuczynski representa al centro derecha, pero hoy día la política en Perú no parece entender de ideologías: en la segunda vuelta se votará entre el sí o el no a Fujimori.

Kuczynski nunca ha sido un hombre de campañas: su fuerte se encuentra en la política económica, que no ha sido ni de lejos el núcleo de estas elecciones. Pero ha conseguido que el país entero se movilice contra Keiko Fujimori de cara a la segunda vuelta de 5 de junio. La política peruana es una ruleta, tanto que, pase lo que pase, no habrá sorpresas.

 

 

Datos de contacto

Twitter: @ppkamigo

Web: ppk.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *