AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 48

Abrir las puertas: igualdad de género y desarrollo en Oriente Medio y el Norte de África

TARA VISHWANATH
 | 

La región MENA en su conjunto está cerca de lograr la igualdad de género en las tasas de matriculación en educación primaria y secundaria. Sin embargo, su tasa de población activa femenina crece a una media del 0,17% anual. Solo el 25,2% de las mujeres mayores de 15 años forma parte del mercado laboral. Las normas patriarcales, la religión, el marco institucional y económico, el legado petrolero están entre los motivos de la baja participación femenina.

El clima económico y político surgido tras la Primavera Árabe ha creado una oportunidad sin precedentes para el cambio. Habida cuenta de las crecientes restricciones laborales, demográficas y fiscales, y de las nuevas aspiraciones de la región, se necesitan con urgencia reformas políticas que favorezcan la creación de empleo para todos.

Durante las últimas cuatro décadas, los países de la región MENA (Oriente Medio y Norte de África) han hecho grandes avances para lograr la igualdad de género en materia de educación y salud. Desde 1970, han registrado el progreso más rápido en desarrollo humano (UNDP 2010b). En este periodo, cinco países MENA (Argelia, Marruecos, Omán, Arabia Saudí y Túnez) estuvieron entre los 10 más rápidos del mundo y las tasas de crecimiento medio en indicadores clave –como alfabetismo, mortalidad infantil y esperanza de vida de las mujeres– superaron las de la mayoría de regiones en vías de desarrollo. La región MENA en su conjunto está cerca de lograr la igualdad de género en las tasas de matriculación en educación primaria y secundaria, y está por delante de los países con ingresos medios bajos (LMI, por sus siglas en inglés) de todo el mundo. La mortalidad materna en la región es la mitad que la media mundial, y en la última década las tasas de fecundidad han disminuido a gran velocidad.

A lo largo…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO