POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 198

Vista aérea de la base de energía fotovoltaica de Sihong, en la provincia de Jiangsu, en China. 4 de julio de 2020. COSTFOTO/BARCROFT MEDIA/GETTY

Geopolítica de la transición energética

Reino Unido dominó gracias al carbón, Estados Unidos tras la adopción del petróleo y la gran potencia del siglo XXI lo hará con la tecnología renovable. China tiene el propósito de lograrlo.
PEDRO FRESCO
 | 

La transición energética va a generar un cambio importante respecto a los recursos energéticos y la dependencia entre países. Hasta ahora se ha estado comprando o vendiendo recursos energéticos: sustancias que almacenaban energía en su química interna y, por tanto, con lo que se estaba comerciando era con energía. El carbón, el petróleo, el gas natural e incluso el uranio son recursos energéticos, y necesitamos consumirlos para generar energía. Además de los recursos también es necesaria infraestructura para transportarlos, y tecnología para poder convertirlos en energía. Pero el recurso energético es parte esencial de la dinámica energética mundial, y genera un flujo constante desde países exportadores a países importadores.

El mundo hacia el que vamos es distinto. El recurso energético no va a ser un bien que consumamos y que debamos regenerar; van a ser los propios recursos naturales que tenemos en nuestros países, y que son virtualmente infinitos. El sol, el viento, el agua y otros recursos van a convertirse en nuestra fuente de energía principal, siendo flujos naturales que no tienen coste para nosotros. Además, no son transables como recurso natural, solo como forma de energía final. Esta nueva realidad produce un cambio de paradigma donde este comercio entre países va a cambiar y las dependencias energéticas a causa de estos recursos van a desaparecer. La dependencia del oleoducto o gasoducto de los buques que transportan los recursos energéticos y todas las relaciones comerciales y geopolíticas asociadas van a modificarse. Los países tenderán a la independencia energética respecto a los recursos energéticos, o más bien hacia interdependencias energéticas donde los flujos dependerán de las interconexiones eléctricas entre países u otras formas de transporte de energía final. Estos intercambios se producirán en ambas direcciones en función de los recursos naturales disponibles en cada momento.

Esta independencia o interdependencia puede…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO