cara oculta china
Autor: Isidre Ambrós
Editorial: Diëresis
Fecha: 2021
Páginas: 320
Lugar: Barcelona

La cara oculta de China

Destinada quizás a ocupar la cúspide del escenario internacional, ¿realmente conocen al gigante asiático quienes no han vivido allí? Ambrós narra su experiencia y pone un poco de luz en la dimensión más desconocida de China.
IVÁN LÓPEZ
 | 

Todavía recuerdo la primera vez que escuché hablar de China como un modelo de crecimiento explosivo. Un lugar donde se sucedían cambios tan rápidos que una misma realidad ofrecía perspectivas totalmente diferentes en lapsos de tiempo relativamente cortos. No puedo olvidarme tampoco de la primera vez que leí las etiquetas de “gigante asiático” o “Imperio del Centro”, que aventuraban a señalar a China como un actor condenado a ocupar la cúspide del escenario internacional. Pero, ¿realmente conocemos a China quienes no hemos vivido allí? ¿Hasta qué punto estamos condicionados por nuestros sesgos?

Son preguntas que surgen ante la dimensión desconocida de China. Una dimensión que configura la idiosincrasia de su pueblo, sus costumbres y pasiones, sus lujos y excentricidades, pero también su sencillez y modestia. Una nación llena de vida que no ha tenido tiempo de asimilar la ebullición de su crecimiento. Una dimensión que Isidre Ambrós, periodista y corresponsal en China para el diario La Vanguardia entre 2008 y 2018, nos presenta en La cara oculta de China. Mediante un estilo asequible para el gran público, el libro permite vivir en primera persona la conexión entre pasado y presente, a través de un recorrido desde múltiples perspectivas.

Ambrós define desde el primer momento los tres pilares que sustentan el desarrollo temático del libro: las situaciones cotidianas, las informaciones pequeñas, en muchas ocasiones a pie de página en medios de comunicación chinos, y las entrevistas personales, en algunas de ellas salvaguardando la identidad del entrevistado. La estructura de la obra se articula en base a capítulos cortos enmarcados en líneas temáticas más amplias, centrando su atención en la crisis del Covid-19 en primer lugar, para después dar paso a la política, la moralidad y los protagonistas secundarios, y cerrando con un itinerario por las tierras de Pekín, Shanghái, Hong Kong y otras ciudades como Macao, Pingyao, Beichuan o Dandong.

En un primer capítulo, Ambrós nos traslada al epicentro de la pandemia del Covid-19: Wuhan. Las heridas todavía no han cicatrizado en la población local, pero la normalidad vuelve a ser la protagonista. El colapso sanitario, el dolor y el silencio en las calles han sido sustituidos por el bullicio y el ajetreo. Un cambio que los ciudadanos atribuyen a la conciencia social, la disciplina y la actitud de las autoridades. Una investigadora con remordimientos, una madre temporal o un virus ya conocido son algunos de los diferentes puntos de vista que Ambrós ofrece, y que convergen en una misma realidad: uno de los mayores desafíos a los que se ha tenido que enfrentar la sociedad moderna.

En los tres siguientes capítulos, nos adentramos en los entresijos del Partido Comunista Chino y su mano visible sobre la sociedad, conocemos los valores que configuran la moralidad china y le seguimos la pista a personalidades que han pasado a un segundo plano, pero cuya historia sigue siendo protagonista. Desde un nuevo carné por puntos que distingue a las personas “poco fiables”, pasando por el estereotipo de mujer joven, independiente, adinerada y sin complejos que prolifera en Shanghái, hasta finalizar con una historia conmovedora sobre la desaparición de menores en China. Estos tres ejes temáticos recogen una amalgama de confesiones sobre la naturaleza de la sociedad china.

Los cuatro últimos capítulos abordan vivencias que arrojan luz sobre la evolución de las principales ciudades chinas. Desde el mercado gastronómico de insectos en Pekín y la historia viva de la Plaza de Tiananmen, al lujo de Shanghái, la antigua Perla de Oriente; desde el Café Atlantic en la bautizada “Pequeña Viena” al ritmo frenético de Hong Kong; desde los barcos de la centenaria compañía Star Ferry al universo de las 263 islas que envuelve a Macao; o desde la capital de los uigures en Urumqi hasta Dandong, la puerta de entrada al régimen norcoreano. El itinerario permite al lector sentir de primera mano los lazos con el pasado chino y su interrelación con el presente, la ambivalencia en los modos de vida, así como las particularidades de cada ciudad, expresadas mediante historias que no dejarán indiferente a nadie. Simplemente te dejas llevar.

A lo largo de ocho capítulos, Ambrós no trata de convencer a nadie. Solo expresa la realidad particular que él vivió, y así nos lo hace saber en este libro. Acompañado por un ayudante local con el fin de ganarse la confianza del ciudadano de a pie, apela a nuestro componente emocional mediante historias que sacan sonrisas, pero también desconciertan y entristecen. ¿Cómo iba Ambrós a saber que su tobillo malherido lo llevaría a un hospital en el que se encontraba con el famoso activista ciego Chen Guangcheng? ¿Y lo mejor de todo, que se enteraría justo al abandonar el recinto? Estaba claro que no era su día. Pero también nos hace conscientes de los peligrosos estándares de belleza que se han visto catalizados por las redes sociales, como la famosa tendencia del folio DIN-A4. Con este libro también revivimos momentos trágicos como la matanza de Tiananmen o el recuerdo del terremoto de Beichuan.

Ambrós cumple con su propósito: iluminar la cara oculta de China.