POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 164

La economía de EE UU vuelve a asombrar

El dinamismo de la economía de Estados Unidos plantea interrogantes sobre qué es lo que falla en Europa. Al margen de las diferentes recetas político-económicas aplicadas en lo peor de la crisis, la industria americana muestra un imbatible potencial tecnológico y creativo.
Fernando Barciela
 | 

Estados Unidos vive un ambiente próximo a la euforia debido a los buenos datos económicos que han ido saliendo. La oficina del presupuesto de la Casa Blanca y la Reserva Federal (FED) afirman que la economía del país pasa por su mejor momento en 10 años. Los medios de comunicación también muestran su optimismo. Para CNN Money “La economía de EE UU se está reinventando a sí misma”; para Business Insider los datos son “impresionantes” y Bloomberg asegura que “EE UU vuelve a tener el timón de la economía global después de 15 años con China y los emergentes al mando”.

No es para menos. Mientras el resto del mundo trata aún de salir del estancamiento derivado de la crisis de 2007-08, EE UU comenzó su recuperación ya en 2010 y la está acelerando. Después de un crecimiento del PIB del 2,3 por cien y del 2,2 en 2012 y 2013, el PIB en 2014 creció al 2,5 por cien, la tasa más rápida de los últimos 21 trimestres de recuperación, según Financial Times. El crecimiento del PIB de la zona euro no pasó del 0,9. Lo mejor para EE UU es que los efectos sobre el empleo ya están a la vista. Las empresas crearon 246.000 puestos de trabajo al mes en 2014, un total de tres millones de empleos. La tasa de paro, en el 6,7 por cien en 2013, bajaba en 2014 al 5,6. Además, los nuevos empleos añadieron 126.000 millones de dólares a la renta disponible de los estadounidenses.

Evolución desempleo EEUU-UE

No extraña que las empresas y los consumidores empiecen a invertir y a gastar. El índice de confianza de la Universidad de Michigan ha alcanzado recientemente su punto más alto desde 2004. El consumo se está viendo propulsado por el hecho de que las familias han reducido…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO