>   NÚMERO 78

Las inversiones directas españolas en América Latina en el periodo 2009-16

ALFREDO ARAHUETES Y GONZALO GÓMEZ BENGOECHEA
 | 

Entre 2009 y 2015 América Latina volvió a ser el principal destino de la IED neta española (41,5 por cien) por encima de EE UU y Canadá (38,6 por cien), y del 4,8 por cien de los países de la UE-28. La región ha mostrado una notable capacidad de atracción en tiempos difíciles.

En los años noventa las empresas españolas orientaron su expansión internacional principalmente hacia América Latina. En poco tiempo, España se convirtió en el segundo país en inversiones directas en la región, solo detrás de Estados Unidos. Fue un fenómeno sorprendente por su dimensión y la orientación geográfica, puesto que las inversiones se dirigieron hacia un amplio número de países de la zona. En la etapa 2001-08 la estrategia de las empresas españolas cambió el rumbo e intensidad hacia los países de la Unión Europea, EE UU y algunos del área Asia-Pacífico, pero Latinoamérica conservó su capacidad de atracción de inversión extranjera directa (IED) y España siguió como segundo inversor al igual que en la etapa anterior.

Entre 2009 y 2015 la crisis financiera global desencadenó la crisis de la deuda soberana en la eurozona, que afectó de manera significativa la capacidad de las empresas españolas para continuar con su expansión internacional. En el nuevo contexto de alta inestabilidad y necesidad de desapalancamiento, las empresas redujeron la IED respecto al periodo anterior en un tercio, en términos brutos, y cerca de un quinto en términos netos. Contra todo pronóstico, América Latina se mantuvo como segundo destino de las inversiones españolas brutas después de los principales países de la UE, pero fue el primer destino de los flujos netos por delante de la UE-28 y EE UU y Canadá. El fenómeno de la IED española en América Latina pone de relieve que un destacado grupo de empresas ha construido…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO