POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 124

Las nuevas relaciones EE UU-América Latina

SHANNON O'NEIL
 | 

Estados Unidos ha perdido en los últimos años su papel como actor de mayor influencia en América Latina. De la energía a la inmigración, pasando por el narcotráfico y el crimen organizado, Washington precisa un nuevo marco para sus relaciones intracontinentales.

Los acuerdos de libre comercio de Estados Unidos con Colombia y Panamá están congelados. La Iniciativa Mérida –una propuesta para ayudar a México a combatir el narcotráfico– estuvo paralizada en el Congreso de Estados Unidos durante meses antes de su reciente recuperación. George W. Bush desoye los llamamientos, tras los cambios de liderazgo, para que se revise la política estadounidense respecto a Cuba. El ascenso de líderes antiamericanos como Hugo Chávez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia ha alterado el paisaje político del continente. La política exterior implantada hace décadas por EE UU respecto a América Latina en materia de comercio, narcotráfico y democracia está fracasando.

Al tiempo que los planteamientos exteriores de Washington se estancan, América Latina se está volviendo más importante que nunca desde el punto de vista estratégico, cultural, económico y político. La región proporciona a EE UU más petróleo que el Oriente Próximo que tantos titulares acapara, y también es una de las principales fuentes de combustibles alternativos. Latinoamérica envía a EE UU más inmigrantes –tanto documentados como indocumentados– que cualquier otra región del mundo. El subcontinente es uno de los socios comerciales regionales de mayor crecimiento, con un intercambio anual de mercancías con EE UU que supera los 300.000 millones de euros. Es también la principal fuente de narcóticos. Y no menos importante, casi todos los países latinoamericanos son ahora democracias vibrantes, aunque imperfectas.

Estas relaciones transnacionales entre individuos, comunidades y economías constituyen una integración de hecho entre EE UU y América Latina que se adelanta a las relaciones formales entre gobiernos. Los…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO