INFORME SEMANAL DE POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 1242

Sin estímulos peligra la recuperación

La inflación asusta a los ‘halcones’ de los bancos centrales que planean reducir el flujo de liquidez, lo que podría descarrilar la recuperación en los países más endeudados o en los que aún batallan contra el Covid-19.

El repunte de la inflación hunde sus raíces en factores coyunturales, pero el riesgo de que tengan efectos estructurales es una preocupación creciente para los bancos centrales. Los registros de precios del mes de agosto muestran la mayor subida registrada en una década. En algunos bienes hay que remontarse incluso más atrás. Los datos amenazan con cambiar los planes de los “señores del dinero”. Los “halcones”, es decir, los más conservadores dentro de cada institución, comienzan a asustarse por el aumento de la inflación.

En ningún caso se trata de un proceso alarmante ya que la estabilidad de precios está firmemente anclada y no se anticipa un gran repunte de la inflación. Sin embargo, sí que existen dudas sobre los efectos que puede generar la política monetaria tan expansiva aplicada actualmente. Los estímulos aprobados en el peor momento de la crisis económica, derivada de la pandemia del Covid-19, todavía siguen…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO