AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 47

Solo mediante el acuerdo y la negociación puede salvarse Libia

BERNARDINO LEÓN
 | 

A lo largo de los nueve últimos meses, los dirigentes libios han dado muestras de una gran responsabilidad política al tratar de sacar a su país del caos, el terrorismo, la muerte y la destrucción, de superar sus divisiones y de situar a Libia en la senda de la prosperidad y la estabilidad.

Gracias a los grandes esfuerzos de los dirigentes y al apoyo del pueblo libio, es posible alcanzar un acuerdo político para afrontar los desafíos urgentes que tiene por delante el país. Solo mediante el diálogo, la buena voluntad de los principales implicados y el apoyo de Naciones Unidas y de la comunidad internacional en general, podrán los libios superar sus diferencias.

Esta urgencia por llegar a un acuerdo se debe a muchos factores. En Libia, las condiciones sobre el terreno están empeorando. Cada día de combate, crecen el sufrimiento y el coste humano, a la vez que se destruyen las herramientas y los recursos necesarios para la recuperación. La economía está en ruinas, mientras la moneda se hunde y la producción de petróleo, el pilar económico del país, atraviesa momentos difíciles. A diario se producen más muertes, más desplazamiento, más tráfico de seres humanos, más secuestros y más destrucción de infraestructuras cruciales, y la economía se desmorona aún más. A diario crecen la amargura y el resentimiento, aumentan las divisiones políticas, disminuye el respeto por los derechos humanos y la legalidad, y los terroristas y extremistas se ven reforzados…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO