POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 190

La Tierra vista desde el módulo de comando del Apollo 11 mientras orbita la Luna, antes del aterrizaje del módulo lunar (Eagle), el 19 de julio de 1969. AFP/GETTY

Una nueva carrera espacial

Ya no hay dos bloques enfrentados, sino multitud de jugadores que establecen alianzas puntuales. La meta inmediata es regresar a la Luna.
NUÑO DOMÍNGUEZ
 | 

Hace 50 años, el 21 de julio de 1969, Richard Nixon hizo la “llamada telefónica más importante de la historia”. El entonces presidente de Estados Unidos descolgó el aparato para hablar en directo con el comandante Neil Armstrong, que acababa de convertirse en la primera persona en caminar sobre la Luna. “Gracias a lo que habéis hecho, los cielos ya son parte del mundo de los hombres”, dijo Nixon. “Gracias, presidente”, contestó Armstrong, a 380.000 kilómetros de la Tierra. “Es un privilegio estar aquí representando no solo a EEUU, sino a los hombres de paz de todo el mundo, hombres con intereses, curiosidad y una visión de futuro”. Probablemente Armstrong no fue consciente de que sus palabras podían excluir a ingenieras, programadoras y especialistas: mujeres que habían hecho contribuciones fundamentales al programa Apolo de la NASA, para llevar por primera vez a un humano a la superficie de nuestro satélite.

Pasado medio siglo, el interés por regresar a la Luna ha resucitado. Las principales potencias espaciales clásicas, lideradas por EEUU, y otras emergentes como China e India, planean ambiciosas misiones espaciales para reconquistar el satélite. Estos son ya otros tiempos, y frases como las de Armstrong y Nixon serían impensables. El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, ha asegurado que la primera persona en regresar a la Luna 50 años después será una mujer. El nuevo programa espacial que lo hará posible se ha bautizado Artemisa, diosa de la Luna y hermana de Apolo en la mitología griega. Es “probable” que el primer humano que pise Marte también sea una mujer, según Bridenstine.

Presionada por el presidente Donald Trump y su vicepresidente, Mike Pence, la NASA ha fijado el primer aterrizaje de astronautas en la Luna para 2024. Es un acelerón considerable respecto a los planes iniciales de…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO