#DataméricaGlobal: Paraguay, la importancia de la geografía

POLÍTICA EXTERIOR, REAL INSTITUTO ELCANO
 |  31 de octubre de 2018

La nueva edición del Índice Elcano de Presencia Global incorpora a cuatro países de América Latina: Paraguay, Trinidad y Tobago, Honduras y El Salvador. En este análisis nos centraremos en el primero, Paraguay, que tiene el mayor registro de presencia global de estas cuatro incorporaciones. Ocupa uno de los últimos puestos del índice, el 102º de los 110 países para los que se ha calculado, y dentro de la región latinoamericana sólo supera a los otros tres países que entran en el índice en esta edición y que antes hemos mencionado.

 

Gráfico 1. Presencia global de Paraguay, 2017.

Datamerica-Paraguay-1

Fuente: http://www.globalpresence.realinstitutoelcano.org

 

Este resultado puede ser calificado de bajo, dado el tamaño de la economía paraguaya. En términos de PIB, Paraguay ocupa en 2017 el puesto 95º dentro de los países incluidos en el cálculo de este índice, subiendo una posición con respecto a dos años antes, y en términos de población el puesto 81º. Unos datos que dan muestra de la escasa proyección exterior de países, que se mantiene estable en términos de posición en el ranking desde 2000. No obstante, con respecto a 2016, Paraguay aumenta su presencia global y sube cuatro posiciones en el ranking mundial.

La presencia de Paraguay es principalmente económica, contribuyendo esta dimensión al 56% de su presencia internacional. Ocupa el puesto 96º en el ranking mundial de presencia económica, en el que se encuentra mejor posicionado que en la clasificación global. Tradicionalmente, Paraguay ha sido un país muy orientado al comercio, que buscaba una posición ventajosa en la región con un sistema de aranceles bajos para sacar partido a su posición geográfica y su potencial reexportador. Pero su adhesión a Mercosur en 1991 ha mermado en parte esta estrategia, dado el establecimiento del Arancel Exterior Común en 1995, que hace desaparecer la ventaja comercial paraguaya. Algunos análisis señalan el alineamiento de las políticas de Mercosur con los intereses de Brasil y Argentina, no resultando tan funcionales para la economía paraguaya, con escasa base productiva y un predominio de la orientación comercial. A pesar de su relativa pérdida de importancia, el sector del comercio al por mayor y al por menor representó en 2016 en torno al 15% del PIB paraguayo (según datos de la Cepal), lo que supone un nivel bastante superior a los países de su entorno. Otra característica de la economía paraguaya es, dada su posición geográfica, la importancia de las relaciones comerciales con los países vecinos, destacando su vinculación histórica con Brasil y Argentina, que en 2016 fueron el destino del 28,5% y del 10,5% de las exportaciones paraguayas respectivamente.

 

Gráfico 2. Presencia económica de Paraguay, 2017.

Datamerica-Paraguay-2

Fuente: http://www.globalpresence.realinstitutoelcano.org

 

La presencia económica paraguaya se apoya sobre todo en los productos primarios, que contribuyen al 34% de la presencia total. Esto es una muestra de la importancia del sector primario en esta economía, de modo que las exportaciones de productos primarios contribuyen más a la presencia global de Paraguay que la presencia blanda en su conjunto (31%), o que la presencia militar (13%). El predominio de los bienes primarios en la presencia exterior paraguaya es una constante desde 1990, situándose siempre como su principal componente. Sin embargo, a partir del 2000 parece producirse una intensificación de la especialización primario-exportadora de la economía del país, representando a partir de 2010 más del 30% de su presencia exterior. Esto coincide temporalmente con el momento del boom de precios de los productos primarios entre 2006 y 2014.

 

Datamerica-Paraguay-3

Fuente: http://www.globalpresence.realinstitutoelcano.org

 

La cesta exportadora de Paraguay presenta una escasa diversificación, lo que se refleja en el hecho de que seis de sus siete principales productos de exportación en 2016 eran productos primarios y representan casi el 60% del total de exportaciones del país. En este sentido, destacan las semillas y los frutos oleaginosos, es decir, la soja, con el 24% de las exportaciones totales en 2016 y en torno al 20% desde el año 2003, en consonancia con el boom del precio de la soja entre 2006 y 2014. Cabe destacar la electricidad como el segundo producto exportado por Paraguay. Esto es así por su sistema de centrales hidroeléctricas binacionales con Brasil, por un lado, y Argentina, por otro, a través del cual Paraguay exporta energía eléctrica a ambos países, siendo este producto uno de sus principales exportaciones.

 

Datamerica-Paraguay-4

Fuente: Elaboración propia con datos de Unctad.

 

Por otro lado, un sector que va ganando importancia es el turismo (6,6%) que supone uno de los puntos fuertes de su proyección blanda en el mundo. Este mayor peso del turismo se debe a un aumento de las visitas de argentinos, que fueron más del 70% de los turistas en Paraguay en el año 2016, y que principalmente llevan a cabo un turismo de compras para esquivar la devaluación del peso argentino. Dentro del ámbito blando, destacaríamos también las migraciones (6,4%), que han seguido una tendencia decreciente desde 1990, o su presencia en deportes (9%).

 

Gráfico 5. Indicadores blandos de Paraguay, 2017.

Datamerica-Paraguay-5

Fuente: http://www.globalpresence.realinstitutoelcano.org

 

Datamerica-Paraguay-6

Fuente: http://www.globalpresence.realinstitutoelcano.org

 

La historia reciente de Paraguay está vinculada con el Partido Colorado, que ha gobernado el país desde el fin de la dictadura de Stroessner en 1989. El único periodo no gobernado por este partido se dio entre 2008 y 2012, con Fernando Lugo al frente. Sin embargo, resulta complicado encontrar evidencias de un cambio de tendencia en nuestro indicador por varios motivos. Tanto la brevedad de su mandato como la coincidencia temporal con la crisis internacional de 2008, unido a la heterogeneidad del partido de gobierno –la Alianza Patriótica para el Cambio, una coalición formada por sectores de la izquierda, el campesinado y liberales– hicieron difícil que se pudiera llevar a cabo una política económica claramente diferenciada de la de los colorados. Además, el juicio político al presidente Lugo fue respondido por contundencia por los países del entorno en 2012, retirando embajadores y suspendiendo temporalmente a Paraguay de Unasur y Mercosur. Sin embargo, la situación volvió a la normalidad con las elecciones del año siguiente, y no parece haber tenido efectos a largo plazo sobre las relaciones internacionales del país ni sobre su presencia global. La evolución de su presencia internacional dependerá de su capacidad para moldear su estructura económica más allá de los productos primarios, con un sector agroindustrial que comienza a despuntar en el país y puede ser la clave de su desarrollo a través del impulso a las manufacturas.

 

Accede al Índice Elcano de Presencia Global haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *