Editorial: Estudios de Política Exterior SA.
Fecha: 2012
Páginas: 232
Lugar: Madrid
Precio: 13

Cambio Climático. Comercio de emisiones y otros desafíos del siglo XXI

VARIOS AUTORES
 | 

El cambio climático, la crisis ecológica, la caducidad del modelo energético, hace tiempo que dejaron de ser asuntos que solo interesaban a los verdes. Hoy son parte de las agendas políticas, de las estrategias empresariales y de una conciencia social diversa pero compartida.

Pareciera que el mundo hubiera despertado de un letargo demasiado prolongado. El debate ya no se centra en la existencia o no de la amenaza del cambio climático. Los escépticos se han ido convirtiendo o simplemente no han podido evitar en la mayoría de los casos que sus posturas quedaran relegadas. Ante la gravedad de las consecuencias que las predicciones menos pesimistas auguran, la inacción no es  alternativa. Esperar a lograr mayores consensos significaría llegar tarde. La situación sería entonces  irreversible.

La búsqueda de respuestas se refleja en la cantidad de páginas de periódicos y de espacios de radio y televisión que las cuestiones medioambientales ocupan hoy si se compara con años atrás. También en la publicidad, ese gran detector de pulsiones sociales, que de manera generalizada ha incorporado en sus mensajes la protección del planeta.

Este despertar es un gran paso, pero es solo el primero. De poco sirve dar la voz de alarma si no hay un plan de emergencia que seguir. Son ya décadas tratando de concretar ese plan que avanza, y veces retrocede, con más lentitud de lo que el riesgo debería imponer. No es fácil, porque lo cierto es que los intereses en juego son muchos, contradictorios y de todo orden: no solo implican a todos los sectores económicos, sino que afectan, y a veces incluso determinan, las relaciones entre países y entre bloques de países; cuestionan el sistema de vida de una parte de la población, la más poderosa; y ponen en entredicho un modelo de desarrollo.

La lucha contra el cambio climático también encuentra aliados por el camino: oportunidades económicas y de investigación que se abren, sobre todo para los que se involucren con mayor rapidez y empuje; la posibilidad de debilitar la dependencia energética del exterior, que tanto condiciona a Europa, por ejemplo; o la de contar con mejores alternativas frente al anunciado final de los combustibles fósiles.

El elemento positivo de esta trayectoria es la implicación de actores que hasta no hace mucho se mostraban reticentes. Actores que son países, como en el caso de Estados Unidos o de China, aunque sus compromisos sean todavía frágiles y escasamente ambiciosos, pero también son centros de investigación, que cada vez destinan más recursos al desarrollo de nuevas y limpias tecnologías. Y además son empresas. Incluso en sectores tradicionalmente defensores y dependientes de las energías fósiles, como el automovilístico, muchas compañías apuestan hoy por nuevas alternativas.

 

Introducción

Un desafío al planeta, Cristina Narbona

 

REFLEXIONES

Crisis ecológica: una cuestión de justicia, Hervé Kempf

Crisis económica y energías alternativas, Jaime Terceiro

Implicaciones del cambio climático en el ámbito global, Federico Mayor Zaragoza

Pros y contras de la lucha contra el cambio climático, Laura Cozzi

La Unión Europea ante el cambio climático, Josep Borrell

Líneas de acción: cambio climático y crisis energética, Antonio Ruiz de Elvira

 

ESTUDIOS Y PROPUESTAS

Riesgos y costes en la generación de electricidad, Gustavo A. Marrero, Luis A. Puch y Francisco J. Ramos-Real

La transición a regímenes GEI de cumplimiento, David Antonioli

La vinculación entre mercados de carbono, Robert B. Dellink

Dólares por carbono, Marcel Coderch

Instrumentos contra el cambio climático, José Luis Tejera Oliver

Abengoa y la sostenibilidad, Cristina Cabrera

 

DOCUMENTACIÓN: Mapas, gráficos y tablas