Autor: Lorenzo Delgado Gómez-Escalonilla, Ricardo Martín de la Guardia y Rosa Pardo Sanz (coords.)
Editorial: Sílex
Fecha: 2016
Páginas: 408
Lugar: Madrid

La apertura internacional de España

POLÍTICA EXTERIOR
 | 

Internamente, puede decirse que la transición española acabó en 1978 con la aprobación de la Constitución. La transición externa, sin embargo, se retrasaría unos años más: hasta 1986, con el ingreso en las Comunidades Europeas. “España es el problema, Europa la solución”, que decía Ortega. La modernidad estaba situada más allá de los Pirineos.

A diferencia de la interna, la transición exterior comenzó antes de 1975, de la mano del ministro de Asuntos Exteriores Fernando Castiella, figura clave para que España comenzara a desempeñar un papel activo en la escena internacional. La muerte de Stalin, la distensión en la guerra fría, el interés de Estados Unidos por España y la situación en América Latina generarían oportunidades para la apertura exterior del país. Estas no se hubiera podido aprovechar sin una política estratégica, identificando la posición de la que se partía y las metas a las que se quería llegar. En la primera etapa de internacionalización de España (1953-1975), aún en el franquismo, la política exterior llega al máximo desarrollo posible dada la “hipoteca política” del país (una dictadura).

En la segunda etapa de la Transición, una vez superada la hoy conocida como “cláusula democrática”, la semilla sembrada por Castiella hace que se consoliden las raíces de lo que será la política exterior de la democracia. Se avanzará en esta época hacia los puntos en los que había acuerdo entre grupos políticos, desarrollándose así una política exterior constante que daría respuesta a los retos de España como Estado.

La apertura internacional de España. Entre el franquismo y la democracia (1953-1986) cuenta cómo se vivieron los debates de los grandes asuntos que ocuparían la política exterior española en su época de aceleración. Pero no lo hace desde el punto de vista de la historiografía clásica de exposición de los hechos, sino desde un enfoque multidisciplinar. Con el interés de ir más allá de lo político-diplomático, los autores integran la perspectiva económica, social, cultural y científico-tecnológica en el análisis de los hechos que afectaron a la toma de decisiones en su momento. Sin perder de vista las vinculaciones de política interna y exterior, las relaciones bilaterales, los fenómenos de otros países que afectaban a España y los juegos de intereses entre actores sociales, los capítulos de esta obra apuntan las claves que han configurado las relaciones internacionales de España tras el franquismo.

Pasar de la neutralidad y el aislacionismo exterior a colocar internacionalmente a “España en su sitio” encierra miles de interrogantes. ¿Cómo se consolidó la integración europea? ¿Cuál ha sido la evolución de las relaciones con EEUU y América Latina? ¿Cuál fue el papel de España en la política del Mediterráneo? Los autores de La apertura internacional de España analizan los temas clave y constantes de la política exterior española, con un enfoque innovador indispensable para una proyección externa estratégica.