Recorrido visual por #PolExt165

 |  4 de junio de 2015

Llegamos al ecuador del número de mayo-junio de Política Exterior y os presentamos los contenidos de otra manera: a través de sus imágenes. En #PolExt165 analizamos el compromiso británico con Europa, su diferente visión del modelo comunitario y su miedo a perder el poder con la integración política y las responsabilidades compartidas. Ante el acuerdo definitivo que deben alcanzar Teherán y el G5+1 a finales de junio, repasamos las consecuencias que puede traer el acuerdo nuclear y los impedimentos de todo tipo que tendrán que afrontar Irán y Estados Unidos.

… y además, la triple crisis venezolana, el camino de Cuba y su acercamiento a EE UU, las negociaciones de paz en Colombia, la victoria de Buhari en Nigeria o las dificultades del multilateralismo ante el retorno de la política de las grandes potencias.

 

 

«Lo que durante años fue un lamento permanente en Bruselas se ha convertido en aceptación: Reino Unido no está comprometido con el núcleo del proyecto europeo. O tiene otra idea sobre lo que debe ser ese núcleo: más comercio y apertura financiera; menos integración política y responsabilidades compartidas. En el fondo del recelo –para algunos desafección– está el temor a la pérdida de poder británico». Editorial.

 

 

«Vestir de ‘amenaza existencial’ un largo y complicado proceso que controlará el programa nuclear civil de Irán es una exageración más del primer ministro Netanyahu, que maneja bien las hipérboles y se mueve con soltura diseñando escenarios apocalípticos. Es el acuerdo que se negocia con el G5+1 la auténtica ‘amenaza existencial’, pero no para Israel, sino para la vida política de Netanyahu». Leopoldo Stampa. Irán, Israel y la verdadera “amenaza existencial.

 

 

Nigeria

«La fidelidad a sus hermanos fundamentalistas de Oriente Próximo también entronca con un trasvase de radicales: varios yihadistas de África subsahariana que se fueron a combatir junto al EI en Siria e Irak regresan al continente africano para librar su yihad en los campos de batalla locales. Buhari, líder de la nueva Nigeria, asegura que estará preparado para hacerles frente». Xavier Aldekoa. Nigeria ante su momento de la verdad.

 

 

La City (Londres)

«El ‘segundo imperio británico’ emergió como un accidente histórico, en parte debido al tradicional papel desempeñado por la City durante el imperio colonial. Una vez nacidos en Londres los mercados financieros desregulados, resultó patente que la City contaba con una enorme ventaja: poder realizar transacciones a través de los restos del imperio de ultramar. Reino Unido nunca dejó de sacar tajada política de la nueva situación, manteniendo un perfil bajo en el escenario internacional pero insistiendo siempre en el mantenimiento del sistema financiero autorregulado de la City.» Ronen Palan. La City o el ‘segundo imperio británico’.

 

 

El 10 de Downing St.

«Al margen de la austeridad y las ansias de independencia escocesas, ha sido la política de Cameron hacia la Unión Europea lo más destacado de estos cinco últimos años. El resultado es bastante inquietante: nunca antes Reino Unido tuvo menor capacidad de liderazgo en Europa y jamás estuvo tan cerca de abandonar el club». Carlos Carnicero Urabayen. Un Reino Unido cada vez menos unido y más aislado.

 

 

Acuerdo con Irán

«Quienes se preocupan de que un pacto con Irán pueda entrañar un cierto riesgo, deberían recordar que prevenir la proliferación nuclear casi nunca se logra con un solo paso. Los países cambian de rumbo lentamente; las leyes y normas internacionales se construyen ladrillo a ladrillo, a lo largo de los años; la capacidad técnica de supervisión y las expectativas políticas se refuerzan de manera gradual, pero constante. El acuerdo con Irán, si a la postre se consigue, no será el final, sino un principio». Jessica T. Mathews. El nuevo pacto.

 

 

Vladimir Putin, infancia

«A partir de la última década del siglo XX, el interés por Rusia, la atención a ese país y su estudio han decaído notablemente en Occidente, y en particular en Estados Unidos. Parecía como si el expediente Rusia se hubiese trasladado del escritorio al archivo. La causa tiene que ver sobre todo con las acciones y la personalidad de uno de sus líderes: Vladimir Putin». Roberto Toscano. KGB y nostalgia. ¿Quién es Vladimir Putin?

 

 

Dependencia energética de Europa

«Rusia quiere seguir manteniendo a toda costa su papel de llave energética para Europa occidental, pero las tensiones políticas están llevando a Moscú a tratar de depender menos de un país de tránsito como Ucrania, aunque esto le obligue a apostar por otro, Turquía, y a intentar diversificar sus clientes, mirando para ello hacia Asia, especialmente China». Carlos Echeverría Jesús. Europa y la dependencia de hidrocarburos.

 

 

Relaciones entre Cuba y EEUU

«Aunque el proceso de reparación de las relaciones entre Cuba y EE UU ha arrancado a un ritmo que sorprendió a todos tras 50 años de estancamiento, no es previsible que las relaciones se normalicen completamente a corto plazo. Existen obstáculos formidables que superar y las discrepancias son profundas». William M. Leogrande. Largo camino a la normalidad entre EE UU y Cuba.

 

 

Política exterior de Bismarck

«Como canciller del imperio alemán, Bismarck desarrolló una política exterior sumamente refinada, prudente y compleja, con una red de alianzas y acuerdos cuyo fin era garantizar la seguridad de Alemania. Pero toda esa cautela fue infructuosa. A los pocos años de su salida del gobierno, el imperio alemán estaba prácticamente aislado». Frank-Walter Steinmeier. La política exterior 200 años después de Bismarck.

 

 

Réplicas de dinosaurios en el Museo Ausrtaliano

«Un problema adicional es que parecen existir poderosas barreras psicológicas que impiden a las personas imaginar siquiera que algo tan aparentemente inherente a la vida –como los tigres o las mariposas– puedan desaparecer o ser destruidos para siempre, como si esa amenaza fuera producto de la febril imaginación de alarmistas profesionales o profetas del apocalipsis». Luis Esteban G. Manrique reseña. La Sexta extinción, de Elizabeth Kolbert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *