>   NÚMERO 76

¿Cuánto le cuesta a la UE la relación con Reino Unido?

MARIO KOELLING
 | 

En los últimos años se aprecia una reducción del número de encuestados por el Eurobarómetro que asocian la Unión Europea con «gasto innecesario de dinero». Una asociación que alcanzó en 2011 un nuevo nivel máximo, y desde entonces baja acercándose hoy al promedio europeo.

Aunque el proyecto de integración europea no puede ser reducido a un debate entre balances netos de los Estados miembros con el presupuesto de la Unión Europea y sobre cuánto puede costar la UE, un análisis de las relaciones financieras de los Estados miembros con la UE y el estudio de la dinámica de las negociaciones presupuestarias contribuyen a entender la lógica de los diferentes pasos de la integración europea y las preferencias de los Estados miembros.

En su intervención sobre las propuestas de reforma para la UE, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, resaltó que su gobierno fue el primero en lograr una reducción del presupuesto de la UE en términos reales y defendió al mismo tiempo el cheque británico. También subrayó la importancia de Reino Unido como segundo contribuyente neto más importante en la financiación del presupuesto.

No obstante, no se puede encontrar ninguna demanda explícita hacia una reforma del presupuesto o hacia una reducción de las aportaciones de Reino Unido al mismo en la iniciativa de Cameron. Sin embargo, el catálogo de propuestas, con un tono de menos Europa –más Estado nacional, además de reducir el gasto de las arcas públicas británicas, implica consecuencias presupuestarias tanto para las políticas que se deben llevar cabo a nivel europeo como en su financiación– en última instancia, es un rechazo a recursos propios de la UE, como por ejemplo un impuesto europeo. El tono, el contenido y, lo que es más importante, las consecuencias de las propuestas para el presupuesto de la UE no…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO