POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 203

Emergencia y dividendo demográfico

África subsahariana es la región donde se prevé el mayor aumento de población en el siglo XXI. Que el dividendo demográfico se traduzca en crecimiento económico requerirá reformas.
JEAN-PIERRE GUENGANT
 | 

Un número importante de países en desarrollo de todo el mundo han alcanzado en las últimas tres décadas la categoría de “economías de mercado emergentes”, estatus asociado a un rápido crecimiento económico y un aumento significativo del PIB per cápita, así como a un menor crecimiento demográfico. Desde la década de 2000, junto con la búsqueda del dividendo demográfico (el excedente económico que resulta de la expansión de la población en edad de trabajar respecto a la población joven dependiente), muchos países de África han declarado su voluntad de convertirse también en “países emergentes”. El término ha sustituido el concepto de “desarrollo” y se define como un paso hacia la convergencia con los países desarrollados. Así, se utiliza para definir lo que sería la nueva trayectoria económica y social de varios países africanos en el siglo XXI. La mayoría de gobiernos de África Subsahariana ha lanzado planes o visiones a medio plazo destinados a fomentar su “emergencia”; en paralelo, declaran su voluntad de captar un dividendo demográfico.

¿Cuál es la relación entre desarrollo socioeconómico, emergencia y la transición demográfica aún inconclusa en África subsahariana? En 2011, un estudio del Instituto de Población y Desarrollo de Berlín sobre 103 países en desarrollo entre 1950 y 2010 señalaba que el proceso de desarrollo suele venir acompañado de un rápido descenso de la fecundidad. Y a la inversa: los países con una alta fecundidad son hoy los que tienen los niveles más bajos de desarrollo socioeconómico. La principal conclusión es que, salvo excepciones, ningún país ha podido emerger y desarrollarse sin un descenso paralelo de la fecundidad. Sin embargo, a pesar de esta evidencia, para la mayoría de los economistas y dirigentes políticos, la emergencia económica se considera un proceso desconectado de la dinámica demográfica.

El concepto de “emergencia” apareció en la década…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO