POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 201

Lona con la imagen del general Qasem Soleimani, asesinado por un dron estadounidense en el aeropuerto internacional de Bagdad el 3 de enero de 2020 (Teherán, 30 de diciembre de 2020). Morteza Nikoubazl. GETTY

Los generales iraníes juegan al ajedrez

La Guardia Revolucionaria quiere dejar el poder en la sombra y llegar a la presidencia de Irán, la última institución todavía bajo el control de los llamados 'moderados'.
CATALINA GÓMEZ ÁNGEL
 | 

El 7 de marzo de 2021, Saeed Mohammad renunciaba a la dirección de Khatam al Anbiya, el poderoso conglomerado de la construcción perteneciente a la Guardia Revolucionaria de Irán. El brigadier general de 53 años zanjaba las dudas sobre si sería uno de los aspirantes a la presidencia del país. A medida que se acercaba el periodo preelectoral, Mohammad guardó el traje de hombre de negocios, hasta entonces su sello personal, y se enfundó el uniforme verde oliva para recorrer Irán visitando proyectos de su compañía. A diferencia de otros generales de los pasdarán que comenzaron su carrera en tiempos de la guerra con Irak, este doctor en ingeniería civil nunca ha pisado un campo de batalla. Es joven, revolucionario, tiene experiencia en gestión y no es muy conocido por la población, lo que –pensó– podría jugar a su favor en un país donde las elecciones presidenciales suelen traer sorpresas, sobre todo cada vez que un presidente finaliza los dos periodos permitidos por la Constitución. Su perfil de revolucionario contemporáneo encajaba con los lineamientos trazados por el líder supremo, Alí Jamenei, sobre la persona –hombre, por supuesto– que en un escenario ideal debería asumir el cargo de presidente a partir del segundo semestre de 2021. Será el primer mandatario del nuevo siglo, el año 1.400 persa, que deberá marcar el cambio generacional en una República Islámica donde la edad de sus líderes está muy por encima de los 54 años, la edad media de más del 80% de la población.

El movimiento dado por el sardar o general Mohammad, que se unía a otros altos rangos de la institución que ya han anunciado su candidatura, confirmaba aún más la creencia extendida en Irán de que los guardianes están dispuestos a dejar de ser el gran poder en la sombra y…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO