INFORME SEMANAL DE POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 1234

Primera prueba del submarino de misiles balísticos Knyaz Olegen en el mar Blanco (Severodvinsk, 30/05/2021). TASS/ GETTY

Rearme a la vista

Aunque la entrada en vigor, el 22 de enero, del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TPAN) podría dar a entender que nos dirigimos hacia un mundo con menos armas nucleares, la realidad es que las señales se multiplican en dirección contraria.

Así, en principio y siguiendo el Anuario SIPRI 2021, se estima que a principios de este año había un total acumulado por las nueve potencias nucleares de 13.080 cabezas nucleares estratégicas, mientras que un año antes la cifra era de 13.400, muy lejos en ambos casos de las más de 60.000 en los momentos de máxima tensión de la guerra fría.

Sin embargo, los avances tecnológicos implican que el poder destructivo de una ojiva moderna supera exponencialmente al que tuvieron las de la generación anterior. Un número menor de ojivas no significa una amenaza menos preocupante. Además, como señala el SIPRI, se está produciendo un aumento en el número de cabezas desplegadas en manos de unidades militares operativas. Si en enero de 2020 se calculaban en un total de 3.720, en 2021 habían pasado a ser 3.825. Una dinámica alcista que parece indicar un renovado interés por añadir al tradicional…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO