POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 163

Un contrato social por la salud global

Cerca de 1.000 millones de personas no tienen acceso a servicios de salud. La cobertura sanitaria universal es la inversión más efectiva para el crecimiento económico. Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible pueden ser la base de un contrato social global por la salud.
Gonzalo Fanjul
 | 

Cerca de 1.000 millones de personas no tienen acceso a servicios de salud. La cobertura sanitaria universal es la inversión más efectiva para el crecimiento económico. Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible pueden ser la base de un contrato social global por la salud.

El cáncer constituye desde hace décadas uno de los principales retos en la promoción y la financiación de la salud pública en los países desarrollados. Lo que resulta menos conocido es que de los 14 millones de nuevos diagnósticos que tuvieron lugar en 2012, un 57 por cien corresponde a países de ingreso medio y bajo, donde hoy se concentran dos de cada tres fallecimientos derivados de una enfermedad que mata a más personas que el sida, la malaria y la tuberculosis juntos.

Las enfermedades no transmisibles –como el cáncer, la diabetes y otras patologías crónicas relacionadas hasta hace poco con el estilo de vida de las sociedades más desarrolladas– son una buena ilustración de los retos a los que se enfrenta la salud global en el siglo XXI: las fronteras entre el mundo desarrollado y en desarrollo se difuminan para dar lugar a un panorama más complejo en el que la salud “de los pobres” incluye pero en ningún caso se limita a los riesgos de un parto o a un puñado de enfermedades tropicales como la malaria. A medida que el ingreso medio de las naciones tiende a converger, cada país se convierte en un pequeño laboratorio que refleja la diversidad del planeta. Las diferencias entre individuos y grupos sociales al interior de los países y entre regiones del mundo se ensancha intolerablemente, de modo que el lugar o la familia en la que uno nace determina las posibilidades de disfrutar de una salud básica.

Reflejar esta complejidad es precisamente el propósito de los…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO