#CharlieHebdo: así es una última hora en la red global

MYRIAM REDONDO
 |  9 de enero de 2015

En caso de informaciones disruptivas, lo más torrencial e inmediato son las redes sociales. Algunas pautas permiten vadear la confusión opinativa que generan y acercarse a su mejor aportación: las fuentes con acceso directo a la noticia.

Como dice Mark Little, director de Innovación Editorial en Storyful, lo importante es atender a la comprobación colaborativa y buscar las fuentes auténticas y cercanas al caso. Tras el ataque terrorista al semanario francés Charlie Hebdo, varios testigos grabaron y publicaron pronto fotografías y vídeos caseros que permitían hacerse una idea de lo ocurrido: reporteros escondidos en el tejado y escapada de los atacantes con asesinato de un policía a sangre fría.

¿Qué puede buscarse para atajar en la comprensión de lo que ha ocurrido?

Etiquetas con las que los internautas identifican los temas de los que están hablando. La primera que se genera tras la noticia suele corresponder al lugar donde sucede todo (#CharlieHebdo). Su seguimiento da a conocer otras etiquetas que van reflejando la evolución de los hechos (en este caso, la ola de solidaridad #JeSuisCharlie, con manifestaciones de apoyo en muchas ciudades) y van dando a conocer las fuentes que obtienen la mayor atención.

Analítica web. A partir de las etiquetas y los términos de búsqueda más introducidos en los buscadores en momentos de crisis, algunos sitios especializados realizan informes estadísticos que concretan qué usuarios están difundiendo información con mayor eco (y por tanto son, al menos a priori, fuentes más valiosas). Para obtener los de Tweetbinder –un ejemplo de sitio que ofrece algunas estadísticas gratuitas– hay que dar a la aplicación acceso a la cuenta propia de Twitter.

Listas. Cada vez más medios (y periodistas a título personal) las configuran en Twitter cuando sucede algo importante. Ya no se limitan a profesionales de la información sino que se abren a internautas influyentes en la zona que se observa. Para encontrarlas, se puede teclear en la caja de búsqueda de Twitter el término que interesa junto a la palabra “lists” y navegar entre los resultados. En el caso del Charlie Hebdo, se introduciría lo que va dentro de los corchetes: [lists  #charliehebdo].

Emisiones en directo. Los tuiteros de referencia en la materia suelen dar a conocer rápidamente los canales disponibles, pero también puede buscarlos uno mismo en (aquí se explica cómo encontrar directos en YouTube) o teclear palabras como streaming o livestreaming junto a la etiqueta del momento en la caja de búsqueda de Twitter. En el caso de Facebook u otras redes sociales como Linkedin que no tienen buscadores tan desarrollados, para consultar sus contenidos públicos puede teclearse la siguiente fórmula en Google (no hacen falta los corchetes): [site:facebook.com Charliehebdo+livestream]. Para vídeos no necesariamente en vivo puede acudirse a la sección de vídeos de Twitter o a la del buscador Topsy. Si en vez de livestream o streaming se emplea el término live, la página de resultados probablemente nos dirija a los llamados live updates o live reports, en los que los reporteros destinados al efecto van narrando al minuto mediante tuits o pequeños posts lo que acontece: suelen ser informaciones textuales, no gráficas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *