Nuevo número de Afkar/ideas

 |  18 de noviembre de 2009

El principal objeto del Partenariado Euromediterráneo es establecer una zona de paz y estabilidad donde reine además la prosperidad. En este sentido terrorismo, tráfico de drogas, inmigración ilegal, son algunos de los principales desafíos de la región. Fernando Reinares analiza el actual terrorismo global, relacionado directa o indirectamente con Al Qaeda y su extensión en el Magreb, considerado una amenaza común para todos los gobiernos del Mediterráneo, Norte y Sur. Existe además una cierta convergencia entre terrorismo y tráfico de drogas, provocada, según Oualid Chine, por factores internos –pobreza, paro-, y externos– nueva ruta de la droga latinoamericana–. A pesar de esto, ni el Partenariado, ni la política de vecindad, ni la nueva Unión por el Mediterráneo prevén acciones en el ámbito de la PESD, tal y como estudia Fernando Díez Moreno. En cuanto a las políticas migratorias de la UE, estudiadas por Xavier Aragall, deberían vincularse con las políticas de desarrollo de los países de origen, más allá del aspecto de la seguridad.

En su sección de Ideas Políticas, Afkar/ideas 23 analiza los últimos procesos electorales en el Magreb y Oriente Próximo. En palabras de Larbi Sadiki, la región está inmersa en el electoralismo y en lo que él llamo fetichismo electoral. Nayereh Tohidi nos habla sobre la participación de las mujeres en las elecciones y posteriores manifestaciones en Irán. Driss Ksikes entrevista a Bernabé López sobre los comicios municipales en Marruecos celebrados en junio. Y Alain Antil se centra en Mauritania, donde Mohamed Uld Abdelaziz (Aziz), el general que en agosto de 2008 encabezó el golpe del Estado para derrocar al presidente Sidi Uld Cheij Abdallahi, resultó vencedor de las elecciones presidenciales de julio.

Tendencias económicas se ocupa de las consecuencias de la crisis económica en los países euromediterráneos y cómo puede, según Moncef Mahroug, agravar la fractura económica entre el Norte y el Sur y entre los propios países del Magreb, lo cual haría más hipotética la creación de un conjunto regional integrado.

Por último Diálogos está dedicada a los jóvenes magrebíes: ¿cómo pasan el tiempo libre? Televisión, Internet, deporte, son algunas de las aficiones de una juventud magrebí que, tal y como describe Zohra Abid, a pesar de las diferencias entre cada país, edad y situación socioeconómica, comparte las mismas inquietudes y se debate entre la exigencia de arraigo en su cultura de origen y el atractivo de la vida moderna.

Afkar/ideas 23 (Otoño 2009)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *