Vista interior del hemiciclo del Parlamento Europeo en Bruselas (23/05/19)/ GETTY

Agenda Exterior: España y la UE

AGENDA PÚBLICA Y POLÍTICA EXTERIOR
 |  24 de mayo de 2019

Cada cinco años la Unión elige a sus representantes al Parlamento Europeo, un proceso que este año se desarrolla del 23 al 26 de mayo, fecha en la que votarán la mayoría de los países. En estos días, algo más de 419 millones de ciudadanos están convocados a las urnas para elegir a los 751 eurodiputados que los representarán en la próxima legislatura, 54 de ellos serán españoles. Preguntamos a nuestros candidatos al Parlamento Europeo cuál ha sido el mayor beneficio que ha obtenido España de su pertenencia a la Unión Europea y también el principal reto para los próximos años.

 

¿Cuál ha sido el mayor beneficio de la pertenencia de España a la Unión Europea? ¿Cuál es el mayor reto que plantea su pertenencia a la UE hoy?

 

Dolors Montserrat | Abogada. Cabeza de lista del PP al Parlamento Europeo. @DolorsMM

Sin duda la estabilidad que ha permitido a España desarrollarse y vivir la etapa más prospera y segura de su historia es el mayor beneficio que ha obtenido nuestro país de pertenecer a la Unión Europea. Esto ha permitido además beneficios indudables para el conjunto de los españoles.

La UE nos ha dado los máximos éxitos en un periodo de paz y convivencia. Europa es el mejor continente del mundo: el 7% de la población, el 25% del PIB y, sobre todo, el 50% de las políticas sociales están en Europa. Por eso, el gran desafío que ahora tiene Europa, junto con el Brexit, es la amenaza de la antipolítica, los nacionalismos y los populismos, que buscan romper la Unión. Por eso, las próximas elecciones europeas son cruciales, ya que nos jugamos que el próximo Parlamento Europeo sea o no un Parlamento de mayoría antieuropea.

Y ante este problema, Europa necesita un Partido Popular europeo fuerte, del que el PP siga siendo un pilar fundamental. Necesitamos estar en el corazón de las grandes decisiones.

Tenemos que recuperar el orgullo europeo porque no hay un lugar en el que se viva mejor que en Europa. Los desafíos futuros son comunes y solo podremos sobrevivir a ellos todos juntos. Europa es la solución.

 

Luis Garicano | Economista. Cabeza de lista al Parlamento Europeo por Ciudadanos. @lugaricano

Gracias a nuestra pertenencia a la UE hemos podido consolidar nuestra democracia, convertirnos en uno de los mejores países del mundo para nacer y ofrecer nuevas oportunidades a nuestras empresas, jóvenes y productores. Además, España ha sido receptora de una importante inversión de fondos europeos, que nos ha ayudado a desarrollar infraestructuras de transporte, digitales y que ha apoyado a nuestros agricultores y pescadores. Si contamos solo los fondos recibidos en el período 2014-2020, España recibe casi 40.000 millones de euros de fondos europeos.

Sin embargo, el bipartidismo no ha sabido aprovechar la oportunidad para que España juegue un papel más relevante en la toma de decisiones a nivel europeo. Además, ha permanecido impasible mientras el nacionalismo y el populismo utilizaban los recursos de todos para atacar a España y la reputación de sus instituciones democráticas. Esto ha jugado en nuestra contra, y el gran reto que tenemos por delante los eurodiputados es recuperar ese prestigio perdido y hacer que España recupere el lugar que se merece como una de las principales potencias de la UE. Hemos hecho frente al nacionalismo y al populismo en España en estos últimos cinco años en el Parlamento Europeo, y lo seguiremos haciendo de la mano de nuestros compañeros liberales y del partido de Emmanuel Macron.

 

María Eugenia Rodríguez Palop |Profesora titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III de Madrid. Cabeza de lista al Parlamento Europeo por Unidas Podemos. @MEugenioRPalop

La adhesión a la UE supuso una especie de Plan Marshall para un país con importantes carencias, resultantes de una dictadura de casi 40 años. Desde 1986 hasta 2013, más de 150.000 millones de euros en fondos comunitarios fueron decisivos para impulsar el desarrollo estructural a diferentes niveles. Por otro lado, se exigieron contraprestaciones en un juego de equilibrios intracomunitarios del que España salió tocada. Para quienes se quedaron sin empleo en los 80 y 90 por las políticas de desindustrialización y deslocalización, el balance es negativo. Y desde la crisis económica originada en la desregulación financiera de los años 80, la UE está destruyendo el Estado del Bienestar y está dominada por los intereses de las élites económicas. Esta tendencia se refleja en las actuales instituciones de la UE, que promueven una Europa neoliberal desde el Mercado Único y el Tratado de Maastricht, para convertirla en una superpotencia que compita con Estados Unidos, Rusia y China. La creciente dimensión político-militar del “proyecto europeo” y su enorme complejidad también ha generado tensiones internas y con determinados Estados (Rusia, China y Turquía).

El mayor beneficio actual es la capacidad que existiría en la UE, bajo un liderazgo progresista como el de Unidas Podemos, de crear un polo alternativo junto a las mayorías sociales de toda Europa, que asentase las bases de Unión sostenible y justa y que fuese un contrapeso a las tendencias xenófobas, belicistas y neoliberales. El mayor reto es responder a la crisis de los derechos sociales y a la medioambiental y energética ante el auge de la extrema derecha. La península ibérica será una de las zonas más vulnerables en el mundo y asistirá ademas al agotamiento de las energías fósiles, a la vez que está sumida en las desigualdades socioeconómicas y en una crisis de los cuidados.

Nuestro reto es liderar una alianza política europea que, desde la autonomía y el respeto mutuos, se centre en establecer nuevas formas de colaboración y principios de relación política, absolutamente distintos a los que se les han venido imponiendo a lo largo del proceso de unificación de la UE, que ni es ni tiene por qué ser irreversible. No se trata de más nacionalismo o mercados competitivos. Se trata de la recuperación de bienes y recursos comunales y colectivos, de la regeneración de producciones e intercambios locales, de la protección del medio ambiente, de la defensa de la justicia social e igualdad de género y de la alianza entre todas estas luchas. El reto es conseguir una UE con unas políticas que mejoren la situación de las mayorías sociales y garanticen los derechos humanos y la sostenibilidad.

 

Jorge Buxadé | Abogado del Estado. Cabeza de lista de Voz al Parlamento Europeo. @JorgeBuxade

España entró en la comunidad europea en 1986 con la ilusión de pertenecer a una asociación de Estados soberanos que cooperarían libremente para compartir los frutos de la prosperidad. Entonces, los esfuerzos de nuestros trabajadores, agricultores y empresarios tenían sentido, formaban parte de un proyecto.

Ahora, inmersos en una crisis, migratoria, económica y política, se nos dice que las soluciones a los problemas comunes pasan por entregar más poder a Bruselas. Quienes han manejado irresponsablemente los problemas comunes quieren anular la capacidad de los Estados para decidir su futuro.

Este es el gran reto de España en Europa hoy, llevar a Bruselas la voz de los españoles por encima de pactos ideológicos. Una Europa fuerte pasa por naciones fuertes capaces de decidir en libertad aquellas materias en las que cooperan. Frente a los Estados federados de Europa, solo la Europa de naciones libres y soberanas puede garantizar la pervivencia de nuestros valores y proyectos comunes.

2 comentarios en “Agenda Exterior: España y la UE

  1. ¿Porqué no está la opinión del Partido Socialista?

    1. ¿Eso qué quiere decir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *