Política Exterior

«Paz, orden y buen gobierno” figuran en la Ley Constitucional de Canadá de 1867. El país celebra este año su 150 aniversario y parece haber

Carta de China: La encrucijada coreana
EUGENIO BREGOLAT | 

Confirmadas las conclusiones alcanzadas por sus predecesores, es improbable que Donald Trump se decida a utilizar la opción militar con Pyongyang. La vía diplomática es

Yihadismo en Europa: matar para dividirnos
FERNANDO REINARES | 

Desde 2014, más de 30 atentados han ocasionado cerca de 300 muertos en Europa occidental. Esos actos de terrorismo responden a una movilización yihadista sin

Compromiso y pragmatismo con Latinoamérica
ERIC MILLER | 

Canadá necesita una política coherente y sostenida hacia América Latina. Sin fronteras compartidas ni vínculos lingüísticos o históricos, los canadienses deben ofrecer soluciones útiles y

Regresar al multilateralismo
MARC-OLIVIER CANTIN | 

Del bilateralismo al multilateralismo. De la apuesta por el ‘poder duro’ al tradicional apego al ‘poder blando’. El idealismo canadiense rebosa pragmatismo en el escenario

La Casa Blanca y el consenso de París
ANTXON OLABE EGAÑA | 

La administración actual de Estados Unidos ha puesto en marcha un proceso de demolición del legado climático de Barack Obama. Ante la aceleración de la

Tres matices sobre la victoria de Macron
DÍDAC GUTIÉRREZ-PERIS | 

Una mayoría significativa de los franceses ha querido probar suerte con Emmanuel Macron. En su búsqueda de una presidencia globalizada el presidente corre el riesgo

Cuando EEUU apoyaba la unidad europea
BELÉN BECERRIL ATIENZA | 

La construcción de una Europa unida fue prioridad de la política exterior de Estados Unidos tras la Segunda Guerra mundial. Tan perseverantes fueron los estadounidenses

Hacer creíble la Alianza Defensiva
FRANCISCO ALDECOA LUZÁRRAGA Y GUSTAVO DÍAZ MATEY | 

La Unión Europea parece por fin decidida a alcanzar una autonomía estratégica que le hará más fuerte y le permitirá contribuir mejor a la estabilidad

Política comercial después del Brexit
GABRIEL SILES-BRÜGGE | 

La salida del mercado único parece satisfacer tanto a los británicos que temen la inmigración como a los que defienden la idea de un Reino